Rinoplastia en Barcelona



La Pedrera-Casa Milá

La Casa Milà, también conocida como La Pedrera, es un edificio modernista diseñado por el famoso arquitecto Antoni Gaudí en Barcelona. Construido en la década de 1910, es uno de los monumentos más visitados de toda Cataluña y España. En su origen, el edificio se diseñó como casa particular para un rico empresario de Barcelona, a modo de mostrar su riqueza y estatus social. No es extrañeza que se encuentre en el Paseo de Gracia, importantísima avenida Barcelonesa dónde vivían la burguesía de la época. No sólo había viviendas, restaurantes, teatros y cafeterías conformaban el barrio donde hoy se sitúa la Pedrera, construida ya hoy hace más de cien años.


El proceso de construcción, que se demoró seis años, no estuvo libre de polémicas. Para empezar, el edificio incumplía la normativa del Ayuntamiento, por lo cual tuvieron numerosos problemas judiciales y hubieron de pagar varias multas. El estilo arquitectónico de Gaudí también despertó mucho interés, aunque en la mayoría de casos para mal. El diseño de la fachada, ondulada como algas marinas, así como el juego de luces y sombras que provocaba por la noche, el predominio de adornos florales, estrellas, símbolos, escudos y pinturas mitológicas, las chimeneas con extrañas formas...etc. El barroquismo de Gaudí no gustó a muchos, y sólo algunas personas, con el paso del tiempo, fueron aceptando y apreciando el arte de Gaudí, como por ejemplo el famoso pintor Salvador Dalí. De hecho, el nombre La Pedrera fue puesto por la propia gente de Barcelona, que al ver la casa la comparaban con un gigantesco montón de piedras, como los que se encuentran en las canteras.


A pesar de todas las dificultades, la Casa Milà se terminó, y con ello inició su larga historia. No solo sirvió como casa particular, también como pensión, un mercadillo y otros negocios. También sirvió como refugio para protegerse de las bombas  en la Guerra Civil Española. En 1984 fue declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO y fue restaurada, dando a conocer el edificio cuidado y bello que conocemos ahora y que visitan miles de personas cada día. Es sin lugar a dudas uno de los edificios más representativos de la ciudad. Hoy en día, también se organizan allí numerosas actividades, exposiciones y otros eventos de distinta índole aprovechando el espacio único y especial que brinda la Casa Milà.

Copyright 2020, Rinoplastia en Barcelona